PROGRAMA URJC de Animales Al Servicio de la Humanidad. Incorpora Udp-Desafío Mogena como parte del programa.

El Programa de  Animales Al Servicio de la Humanidad se encuentra enmarcado en el Vicerrectorado de Cooperación al Desarrollo, Voluntariado y Relaciones Institucionales de la Universidad Rey Juan Carlos.

Este programa desarrolla diferentes acciones cada curso dirigido a los alumnos, profesores y personal de administración y servicios, y siempre que es posible, a todo aquel que le interese participar. Este año entre sus actividades se encuentra la II Edición del Programa de Formación En Valores para Escolares de infantil y primaria, las I Jornadas de Difusión de la ELA, UDP: Desafío Mogena y colaboramos con diversas iniciativas como el Fin de Semana del niño del Ayuntamiento de Móstoles y #PatasporlaEla.  

Premio Albert Jovell a la ‘Mejor campaña de sensibilización social de las enfermedades y su prevención desarrollada en el ámbito universitario’ por su programa ‘Los animales al servicio de la humanidad’en la URJC.

logo_anim al serv_naranja

PROGRAMA  ANIMALES AL SERVICIO DE LA HUMANIDAD.
Vicerrectorado de Cooperación al Desarrollo, Voluntariado y Relaciones Institucionales.
UDP: Desafío Mogena. “Patas por la ELA”

El Programa de  Animales al Servicio de la Humanidad, posee unos objetivos claros que persigue a través de diferentes acciones.
Objetivos del programa:
1. Analizar la importancia que hoy en día tienen los animales para el ser humano.
2. Difundir los beneficios del vínculo hombre-animal.
3. Formación para la promoción de la salud utilizando a los animales como mediadores en el proceso.
4. Desarrollar actividades de promoción, formación y difusión sobre los efectos en la salud humana de las diversas intervenciones con animales.
5. Establecer lazos de cooperación entre Asociaciones implicadas y la Universidad.
6. Fomentar los aspectos éticos y de tenencia responsable para el bienestar animal.
Un día de perros (UDP): Desafío Mogena cumple con todos ellos. Pero además la iniciativa “Patas por la ELA” pretende dar un impulso, si cabe aun mayor, a esta actividad.
“Patas por la ELA” vinculará a un deportista y su perro o perros con una persona con ELA y su familia. No sólo se dará visibilidad a la enfermedad desde el anonimato si no que tendrá nombre y apellidos.
Para los que no conozcan esta enfermedad, la ELA desde casi los inicios de su evolución dificulta la marcha, más aun poder correr. Pronto la persona debe permanecer en silla de ruedas y con grandes dificultades incluso para salir a la calle. Realizar cualquier actividad, que para el resto ni valoramos, supone un gran esfuerzo o imposibilidad para poder realizarlo. La persona se vuelve progresivamente dependiente para casi todo. Disfrutar de un paseo, una cena o acudir a una carrera como ésta significa una barrera más.
Una de las demandas de este colectivo es que se conozca y que se investigue la enfermedad como primera prioridad, pero también que se haga algo por ellos. Poner una luz en cada hogar afectado por ELA, que la persona con ELA sea protagonista de cada acción.
El equipo de la URJC que conformamos este programa nos preguntamos ¿qué podemos hacer nosotros? Pues bien, “Patas por la ELA” es una de nuestras acciones, aunque no será la única…
El vínculo que se establece entre el ser humano y el perro es la base de numerosas investigaciones que avalan las diferentes intervenciones asistidas por animales en todo tipo de poblaciones y discapacidades. Cada día son más los descubrimientos de sus beneficios. En algunas ocasiones para afrontar situaciones de recuperación física, cognitiva o también emocional. Niños con cáncer, personas con demencia y población reclusa son algunas de las poblaciones donde más se ha investigado.
La terapia asistida por perros quizás pueda hacer poco por la recuperación o mantenimiento de la función física en las personas con ELA, sobre todo con cierto grado de avance, pero su aportación no debe residir en estas esferas si no en los aspectos cognitivo y sobre todo emocional.
Desde este punto de partida, diseñamos esta novedosa acción. “Patas por la ELA” pretende relacionar a un deportista y su perro con una persona afectada por ELA que así lo desee. Ese día él participará simbólicamente al lado de estos deportistas. La motivación y la ilusión de saber que ese día no sólo competirá por su propio ego y diversión si no que lo están haciendo por alguien concreto que desde casa les alienta a continuar en su esfuerzo, supone un gran aliciente. Una acción divertida para todos, que hace sentir protagonista a cada persona con ELA que quiera participar.
Además nos gustaría que esta acción tuviera continuidad en el tiempo y que cada año una nueva edición de UDP: Desafío Mogena supusiera un objetivo más para seguir luchando contra esta enfermedad.
Antes, durante y después de la carrera, si así lo desean ambas partes se podría comenzar una relación en la que el perro suponga un mediador, una loable excusa para encontrarse, para visitar, telefonear, ver fotos o todas aquellas acciones que ambas partes así lo establezcan. Esto es algo que no se puede forzar, la cantidad y calidad de compromiso siempre debe ser algo personal.
Os animamos a todos a comprometeros. Difundid el mensaje. UDP: Desafío Mogena os está esperando. Y si eres una persona con ELA, anímate, ese día podrás correr y disfrutar: “Patas por la ELA” lo hará posible. Si eres un deportista del perro, tú y tu perro podéis hacer posible un sueño.

Ángel Gil de Miguel.

Vicerrectorado de Cooperación al Desarrollo, Voluntariado y Relaciones Institucionales de la Universidad Rey Juan Carlos.

Nuria Máximo Bocanegra.
Responsable del programa.

Israel González
Director técnico del programa.